Laurent Richefort, +569 76530541, Napoleón 3565, Oficina 202, Las Condes, Santiago, info@lpstravel.com.


 

Zona Norte de Chile

El Norte Grande abarca las regiones de Arica y Parinacota, de Tarapacá y de Antofagasta. Es el área geográfica más árida de Chile y donde se encuentra el desierto de Atacama (el más seco del mundo). Sin embargo, también existen valles, oasis (como el valle de Azapa y el oasis de Pica), quebradas y salares. Es una zona minera por excelencia, especialmente de cobre.

Esta zona presenta una gran biodiversidad, cuyas especies más representativas se encuentran protegidas en los Parques y Monumentos Nacionales Lauca, Isluga y Salar de Surire.

Sus ciudades principales, Arica, Iquique y Antofagasta, están situadas en el sector costero y constituyen puertos y balnearios. Además, las características físicas del Norte Grande dan origen a paisajes de gran belleza. Por ejemplo, en los alrededores de San Pedro de Atacama están el Valle de la Luna y sus increíbles formaciones de piedra y arena; el Salar de Atacama, con sus 300.000 hectáreas; los géiseres de El Tatio y numerosas fuentes termales, como las de Mamiña y de Puritama.

Este es un territorio de grandes riquezas arqueológicas. Los geoglifos de Cerro Pintado, de Azapa y Lluta, los petroglifos, las pinturas, el arte rupestre y los pucarás de Quitor y Lasana muestran el alto grado de desarrollo alcanzado por los pueblos prehispánicos de la zona.

Otros tesoros patrimoniales son las antiguas oficinas salitreras de Santa Laura y Humberstone, en la Región de Tarapacá, y de María Elena y Baquedano, en la región de Antofagasta. Estas edificaciones hablan de un pasado esplendoroso asociado al auge del salitre a fines del siglo XIX y comienzos del XX.

También en la parte minera está Calama, surgida de la actividad en Chuquicamata, la mina de cobre a tajo abierto más grande del mundo.